Tu tienda de minerales en Valencia

Cuarzo

Fórmula química: SiO2
Dureza: 7
Peso específico: 2,65
Raya: blanca
Fractura: concoidea
No tiene exfoliación
Sistema romboédrico
Brillo vítreo
Forma hexagonal
Limpieza: con agua y ácidos muy diluidos, con excepción del ácido fluorhídrico
Pertenece a la familia de los Silicatos (Tectosilicatos)
Tiene buena conductividad y es piroeléctrico y piezoeléctrico 

El cuarzo es muy abundante en la naturaleza formando aproximadamente un 10% de la corteza terrestre, y aparece en muchas formaciones de rocas y minerales.

Está presente en las rocas de origen primario, secundario y terciario en rocas magmáticas y metamórficas así como en todas las menas metálicas, en las de origen hidrotermal y en todos los filones de origen pegmatítico.

Los cuarzos así como alguna de sus variedades como el sílex, ágata, calcedonia, ónix, etc, fueron utilizados desde la prehistoria como herramientas de corte y defensa por su dureza y fractura concoidea por lo que era relativamente fácil usarlos para formar puntas de flecha, hachas, cuchillos y utensilios de esta índole, así como de forma ornamental debido a la gran belleza de algunos de sus ejemplares lo que motivó que el cuarzo fuera desde siempre motivo de comercio.

Los cuarzos son muy frecuentes en las formaciones de la Orogenia Alpina y Pirenaica del terciario, originando en sus filones, pequeñas oquedades llamadas geodas donde podemos encontrar bellos ejemplares de cristal de roca y cuarzos ahumados junto a otros minerales.

En los Alpes suizos, concretamente en San Gotardo, se han encontrado ejemplares de cuarzo ahumado de más de 500 kilogramos de peso.
Hace 40 millones de años la orogenia Pirenaica hizo elevar a los Pirineos. Existen bellísimos ejemplares de cuarzo en la Vall d’Aran, Vall Ferrera, y en general de todo el sistema pirenaico.

La mejor forma de recolectar ejemplares de cuarzo por esta zona, será dirigirse a escombreras de antiguas minas, canteras de pizarras en activo, cortes en carreteras orientadas a eliminar curvas o ampliar las carreteras o pistas forestales, pequeños derrumbes naturales, etc.

En las montañas del Montseny, Montnegre y en la comarca de La Selva, también se puede encontrar cuarzos. En la actualidad, en las pegmatitas de los granitos descompuestos o meteorizados (sauló) donde suelen ir acompañando a otras variedades de la misma especie como cuarzos amatistas, cuarzos grises, cuarzos ahumados, cuarzos “phantom”, cuarzos cetros…

Desde el 2006 la 2008, en las pegmatitas de los granitos meteorizados de Girona han aparecido y están apareciendo muy bonito ejemplares de lo referenciado anteriormente sobre todo en una cantera llamada Massabé, en explotación en la actualidad para la obtención de sauló), y en terrenos próximos a esta carretera donde sacan este sauló para elevar y nivelar las vías del AVE Barcelona-Francia ambas pertenecientes a la localidad de Sils (Girona).
Son innumerables las localidades donde aparecen cuarzos en el resto de territorio español, y muy extensas sus variedades.

Al ser sometido a un impulso eléctrico, produce una longitud de onda constante. Esta propiedad de los cuarzos es utilizada por la industria para la fabricación de relojes de cuarzo, en el ámbito de la aviación, electrónica, etc.

En sus orígenes y formación, debido a la posible presencia de otros minerales, los cuarzos dan origen a muchas variedades.