Tu tienda de minerales en Valencia

     SELENITA

"El mineral de la Luna"

La selenita es una variedad del sulfato de cal, es sulfato de calcio hidratado, un mineral muy común en rocas sedimentarias. 
Es incolora, blanca, a veces con lustre perlado o satinada, muchas tonalidades. 
Está asociada al agua, el componente más presente en su estructura. 
La selenita es uno de los primeros minerales en formarse por la evaporación de agua marina en los lagos y mares cerrados. 
Metafóricamente podríamos decir que la selenita es una extraordinaria "sal de la tierra". 
Muestra una transparencia especial, glacial, fina, estriada y muy delicada. 
Se distingue de los demás minerales por su suavidad. 
Puede rasparse con la uña. 
La mayor parte de los cristales de selenita son estriados. Las largas líneas sobresalientes en toda su longitud animan y canalizan una energía de alta frecuencia a través del cuerpo entero del cristal. 
Se la encuentra en Turquía, Austria, Francia, Nuevo México, EE.UU y Chile. 

La selenita es luz líquida, y las estrías las sendas para la sustancia luminosa del espíritu. 
Establece un puente para que las frecuencias más elevadas del espíritu y de la luz puedan manifestarse en los planos más sutiles de la materia. También puede emplearse para aclarar estados mentales problemáticos o confusos. 

Se dice que en sus finas estrías se cuentan historias y registros almacenados intencionadamente por magos y alquimistas, cuando su existencia se veía amenazada. 
En los oscuros tiempos en que se les juzgaba como herejes y se les quemaba como brujos, optaron por guardar los secretos alquimistas y sus fórmulas químicas, sus conocimientos y sabiduría en los cristales de selenita; con la esperanza de que un día alguien sintonizara con ello. 
Usada en meditación, o colocada en la parte superior de la cabeza, la selenita efectúa un hermoso trabajo de luz y transformación. 
Las personas sensitivas las pueden utilizar para comunicarse telepáticamente, teniendo la capacidad de recibir y enviar información. Por esta razón, se la llama "Piedra Teléfono".

 

Las lámparas de selenita están hechas de sulfato de calcio blanco o translúcido, llamado también piedra luna. 
Esta piedra tiene la facultad de absorber las ondas negativas a nivel energético. Purifica los aires pesados y cargados y ayudan a relajarse cuando están encendidas. 
Una forma de conseguir aumentar los iones beneficiosos en el hogar es instalar una lámpara de selenita, te ayudará a respirar un aire más limpio en casa. 

Está comprobado que los iones beneficiosos que emiten estas lámparas pueden proporcionar una mejoría considerable en casos de alergias, dolores de cabeza y jaquecas, reduciendo la severidad de los ataques de asma, fortaleciendo el sistema inmune, e incluso reduciendo la susceptibilidad a la gripe ya que reduce la contaminación del aire. 

Existe la terapia a través de los colores, en este caso el blanco (selenita) es el color de la pureza, la curación y la limpieza. 

- Aportan claridad mental. 
- Dan acceso a la conciencia angélica, a la guía superior. 
- Infunden una paz profunda. 
- Son excelentes para el trabajo espiritual, para la meditación. 
- Dentro de casa aportan protección contra energías negativas y generan una atmósfera pacífica. 
- Abren los chakras coronario y coronario superior. 
- Sus mejores curaciones son a nivel energético. 


ALLÍ DONDE LAS PONGAS NOTARAS UN AMBIENTE MÁGICO!